Quien resulte responsable (¿Por qué subió la ordeña?)

¿Por qué subió la ordeña? Porque las tomas clandestinas ya se anuncian en Mercado Libre. Porque no han entrado en vigor el Mando Único ni la ley de seguridad interior, que pondrán fin a los malvados huachicoleros de una vez por todas.

Fuente: Milenio Diario Pág. 046. Columna de Jairo Calixto Albarrán

Ver testigo.

La ordeña de Pemex no sólo es por huachicoleros

El 11 de diciembre del 2013, justo cuando se discutía dicha reforma energética, advertí que esta iniciativa no era otra cosa más que la entrega de nuestros recursos a manos extranjeras, incluso denuncié las mentiras que se venían diciendo mediante repetidos spots de radio y televisión sobre la baja de los precios del gas, las gasolinas y la electricidad. El tiempo me ha dado la razón, ya que los costos de los hidrocarburos han ido en aumento constantemente. Por lo anterior, es evidente que la paraestatal no ha visto los beneficios de la llamada reforma energética, sino todo lo contrario, hay despidos masivos y los energéticos son cada vez más caro.

Fuente: La Crónica Pág. 010. Columna de Julio César Moreno

Ver testigo.

Deja Pemex llave abierta a ordeña

Una de las cualidades del Sistema de Control y Adquisición de Datos (SCADA), que vigila los 30 mil kilómetros de ductos que tiene Pemex en el País, es precisamente la posibilidad de cerrar las válvulas de manera remota y seccionar los ductos cuando se detectan anomalías en la presión. Ignacio Aguilar, director general de Pemex Logística, detalló que la mayoría de las tomas clandestinas que detectan en sus ductos son herméticas, es decir que no hay fuga, por lo que la baja de presión es moderada.

Fuente: Reforma Pág. 06. Nota de Norma Zúñiga
Ver testigo.

Pega ordeña a gasolineros

Ante la venta de combustible robado, los gasolineros enfrentan competencia ilegal y desleal en zonas como la carretera federal Texcoco-Calpulalpa, lo cual perjudica sus ventas. A decir de José Carlos Femat, director de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), «se nos hace muy injusto que exista un comercio paralelo de los bienes que nosotros comercializamos, porque lo consideramos una competencia no sólo ilegal, desleal», sostuvo. Señaló que no hay recibido reportes de baja de ventas en la zona de la carretera federal Texcoco-Calpulalpa, pero como ocurrió hace unos meses en Puebla éstas pueden caer de 5 hasta 50% a raíz de este ilícito.

Fuente: Reforma Pág. 03. Nota de Norma Zúñiga

Ver testigo.

Estiman resultado de ordeña en 2018

A decir del titular de Hacienda, José Antonio Meade, el combate contra el robo de combustible mostraría resultados en 2018 y antes de que concluya la Administración de Enrique Peña Nieto, aunque se estima que la estrategia para reducirlo en su totalidad tomará varios años. El funcionario detalló que el año pasado se contabilizaron más de 6 mil tomas clandestinas, principalmente en Puebla, Guanajuato, Veracruz y Tamaulipas.

Fuente: Reforma Pág. 01. Nota de Arely Sánchez

Ver testigo.

Hasta $250,000, el gasto por reparar un ducto ordeñado

Además del desfalco que sufre Petróleos Mexicanos por el robo de combustible, la empresa nacional debe enfrentar el monto que implica reparar una toma que ha sido perforada, cuyo costo unitario oscila entre 120,000 y 250,000 pesos, de acuerdo con un informe de la Cámara de Senadores. En el reporte «Robo de hidrocarburos en México», llevado a cabo por el Instituto Belisario Domínguez (IBD) de la Cámara Alta, se puntualiza que la reparación de una toma requiere 24 horas de trabajos, mismo tiempo que se interrumpe el suministro de hidrocarburos a diversos centros de consumo.

Fuente: El Economista Pág. 036-037. Nota de Ana Lagner

Ver testigo.

Pérdidas por 20 mil mdp por ordeña

El viernes pasado, Pemex indicó que el combustible robado a esta empresa productiva del Estado está siendo vendido en gasolineras, o incluso se ha detectado en grandes empresas. En voz del director general, José Antonio González, Pemex señaló que el delito del robo de combustible ha ido en aumento. «Antes nos concentrábamos en prevenir el robo, que implica aumentar la vigilancia a través de drones; pero ante el aumento en este delito, el nuevo elemento es tratar de inhibir la demanda, llegar a donde llega este combustible y monitorear un consumo anormal por parte de los clientes», explicó.

Fuente: La Crónica Pág. 003. Nota de Margarita Jasso Belmont

Ver testigo.

Venden la ordeña en plena autopista

Pese al reforzamiento de seguridad federal y estatal anunciado tras los hechos de Palmarito, la venta de combustible robado a Pemex se realiza en plena autopista México-Puebla. Del kilómetro 70 al 75, en ambos sentidos de la vialidad, a la altura de Santa Rita Tlahuapan, se puede observar a hombres con garrafones de huachicol sentados en las barreras de contención. El litro de combustible producto de la ordeña es vendido por huachicoleros entre 10 y 11 pesos, y una garrafa de 20 litros, en 250.

Fuente: Reforma  Pág. 01. Nota de Reforma / Staff

Ver testigo.

Advierten epidemia de ordeña

Los primeros clientes del mercado llegan al amanecer, pero no buscan frutas ni verduras: quieren comprar la gasolina barata ordeñada por los contrabandistas. Se instalan docenas de vendedores y apilan garrafas de cinco galones llenas de combustible robado y mangueras de goma para poder verterlo. «¿Cuánto, primo?», preguntan los vendedores mientras atienden a cientos de choferes que circulan diariamente por las inmediaciones del mercado. El precio es menos de la mitad de lo que pagarían en las gasolineras cercanas. La proliferación de la venta ilegal de gasolina es una de las manifestaciones más evidentes de la epidemia nacional de robo de combustible en México.

Fuente: Reforma Pág. 05. Nota de Kirk Semple

Ver testigo.

«Huachicoleros» desafían a militares

Los «huachicoleros» -sujetos dedicados a saquear combustible de los ductos de Pemex y que son protegidos por integrantes de diversos cárteles del crimen organizado-, se han convertido en un grupo muy peligroso y sanguinario. Tanto así que estos sujetos, incluso, son capaces de retar y enfrentarse con miembros del Ejército Mexicano para evitar ser detenidos o que se les incaute «su mercancía».

Fuente: Unomásuno Pág. 002. Editorial de Redacción

Ver testigo.