Sobre la marcha (Precios libres y sueños rotos)

El columnista refiere que Hacienda nos prepara para un 2017 incierto. La ausencia de certezas es venenos puro para las proyecciones económicas que van a la baja, tendencia dolorosa pero real, desde instancias como el FMI o el Banco Mundial, hasta consultores privados, los expertos recortan sus pronósticos de crecimiento para 2017. Con esta realidad sobre la mesa, la SHCP decidió no subsidiar más los precios de gasolinas y otros combustibles a partir del 1 de enero. Magna, Premium o Diésel costarán más, primero en el norte, por regiones, según las circunstancias de almacenamiento y distribución, dependiendo de dónde vengan esos combustibles, considerando precios y origen de otros insumos, la consecuencia será un incremento liso y llano en sus precios.

Fuente: La Razón Pág. 013. Columna de Carlos Urdiales

Ver testigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *