Incentivos inversos

Frente a la promesa «Por el bien de todos, primero los pobres» se han propuesto proyectos de infraestructura que poco aportarán al abatimiento de la desigualdad en el ingreso: la refinería de Dos Bocas, además de ir en contra de las necesidades del mercado y de la propia Pemex, ya generó baja en las calificaciones crediticias y cuestionamientos a la confianza para la inversión en el país; traducido en términos de combate a la pobreza, significa que habrá menos empleos, créditos caros, así como menor valor del dinero vía incremento en la inflación, tres elementos letales para la mejora social.

Fuente: OBRAS  Pág. 001. Editorial  Redacción

Ver Testigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *