Una refinería, Dos Bocas y tres errores

El columnista recuerda que, hace cuatro décadas que Pemex no construye una refinería y 25 años que el área que las construía quedó desmantelada. Por eso, López Obrador afirmó que no se tiene la experiencia suficiente para hacerla cuando anunció la licitación restringida que quedó desierta. Pero aun así sería un error descalificar a los ingenieros petroleros mexicanos. El problema es que los mandan al quite para construir en un lugar que no eligieron, en un tiempo que no establecieron, con características que no decidieron y con un costo que no calcularon. Esperemos que la renegociación de la línea de crédito revolvente de Pemex con cuatro bancos y el desahogo de una parte de su carga fiscal evite otra baja en la calificación de su deuda por aferrarse a construir al alimón una refinería cuestionada. En cualquier caso, Dos Bocas representa con nitidez tres graves errores del gobierno actual: improvisación, obcecación y falta de visión a futuro.

Fuente: Excélsior  Pág. 10. Columna  Fernando Belaunzarán

Ver Testigo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *