La gran depresión (El nada nuevo amañamiento del mercado del gas LP)

La liberación de los precios del gas licuado de petróleo, el de mayor uso doméstico en este país, no vino acompañada por la garantía de competencia. Son inversiones altas las que se requieren, en un mercado deficitario y que tradicionalmente ha estado controlado, amañado, entre unos cuantos participantes. Y si bien la estrella de la película opositora a la reforma energética han sido la gasolina y sus constantes incrementos de precio, el gas LP tiene una alta volatilidad social y un enorme uso para calentar campañas electorales. La Comisión Federal de Competencia Económica no está descubriendo el agua tibia con el anuncio del inicio de una investigación a los participantes de este mercado por posibles prácticas monopólicas absolutas. Una de las grandes fallas de la reforma energética ha sido sus plazos de liberación de precios. Porque si bien es indispensable un libre mercado para que haya interés de los competidores por entrar, no se tomó en cuenta el nivel de amañamiento de ciertos mercados energéticos.

Fuente: El Economista Pág. 008. Columna Enrique Campos

Ver testigo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *