Pese a indicios, caso, sigue sin detenidos

De acuerdo a investigadores y policías que intervinieron en las diligencias sobre la explosión en un ducto de Pemex en la comunidad de San Primitivo, hay al menos 10 personas que habrían ordenado que se fracturara el ducto de combustible. Los presuntos responsables son criminales que residen en Teltipán de Juárez, un municipio ubicado a unos cinco kilómetros de Tlahuelilpan y donde operan al menos siete grupos de huachicoleros que se disputan el control de las tomas clandestinas del estado, así como el robo de las pipas que transportan gasolina por esas rutas. Uno de los señalados es conocido como El Negro, pero su arresto no ha sido ejecutado por falta de pruebas.

La Razón  Pág. 007. Nota  Iván Mejía

Ver Testigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *